ATENTADOS EN BRUSELAS Y DOBLE RASERO: LOS QUE EN SIRIA SON “REBELDES” DE LA O.T.A.N., EN EUROPA SON TERRORISTAS

Vayámonos acostumbrando: los “hombres de negro” van a integrarse en el
paisaje de nuestras ciudades como si de mobiliario urbano con subfusil se
tratara. De hecho, muchos clamarán por ello, sintiéndose más protegidos.

Sería conveniente para una mejor salud de nuestras sociedades que en lugar de hacer el ridículo más espantoso colocando la bandera de Bélgica (anteriormente fue la de Francia) en nuestros perfiles de las redes sociales o de que repitamos como obedientes borregos el eslogan “todos somos Bruselas”, los ciudadanos occidentales tratáramos de informarnos mucho mejor sobre el verdadero origen de estos actos terroristas sucedidos en Europa y de la trayectoria de sus crueles ejecutores, para evitar así que los cómplices occidentales de estos terroristas yihadistas (que en Siria son definidos como “rebeldes”) y sus aparatos de propaganda manipulen nuestros sentimientos en favor de sus intereses geopolíticos y económicos.

Los gobiernos europeos no pueden mirar para otro lado. En lugar de esconderse bajo ese falso manto de lágrimas y de imponer más recortes de libertades y de derechos a los ciudadanos, deberían darnos muchas más explicaciones y asumir sus responsabilidades políticas y penales por tanta sangre derramada.

Esto, cuando ocurre en Damasco, se llama “luchar por el
cambio de régimen”. Allí nuestros gobiernantes lo apoyan.

Los terroristas que atentaron el 13 de noviembre de 2015 en París y que ahora han repetido sus acciones en Bruselas son bien conocidos por los servicios secretos occidentales. Salah Abdeslam, detenido el pasado viernes 18 de marzo en Molenbeek, así como el resto de terroristas que atentaron en París y Bruselas, como Najim Laachraoui o Mohamed Abrini, habían sido arrestados incluso encarcelados en varias ocasiones anteriores por cometer diferentes delitos. De hecho un mes antes de que se produjeran los atentados de París el 13N de 2015, los servicios de seguridad belgas pusieron en conocimiento de las autoridades francesas una lista con más de 80 nombres de presuntos yihadistas que residían en el barrio belga de Molenbeek – incluidos los hermanos Brahim y Salah Abdeslam – alertando de que podrían estar planeando cometer diversos atentados en Francia.

Pero quizás lo más destacable de su pasado es que la mayoría de ellos viajaron a Siria en los últimos años para luchar en las filas del llamado Estado Islámico y de Al Qaeda para derrocar al gobierno de Bashar al-Assad. Este currículum, lejos de ser motivo suficiente para cerrarles las puertas de entrada a Europa, parece que les sirvió para que fueran recibidos con la alfombra roja. No en vano estos gobiernos europeos que forman parte de la OTAN apoyan a estos terroristas en Siria, siguiendo las órdenes de EE.UU. que tiene una larga experiencia en crear y apoyar a “escuadrones de la muerte” para derrocar gobiernos y reprimir a sus poblaciones (Afganistán, países de Europa del Este, Latinoamérica… o más recientemente en Libia). Los que atentaron en Bruselas son sus “rebeldes sirios”, sus “luchadores por la libertad” en Oriente Medio y norte de África.

¿Lo han hecho terroristas o lo han hecho nuestros aliados?
¿Es canela o es veneno?

La propia Europa sufrió en sus carnes estos métodos criminales utilizados por EE.UU. para derrocar o impedir que lleguen al gobierno aquellas fuerzas políticas que pueden poner en peligro su hegemonía y dominio global. En esto consistió la red Gladio puesta en marcha por EE.UU. a partir de los años 70 apoyándose en grupos terroristas de corte neonazi que llevaron a cabo múltiples actos terroristas de bandera falsa en distintos países europeos, y que eran posteriormente atribuidos a las organizaciones de izquierdas para impedir que partidos comunistas o socialistas llegaran al poder en Europa. La propia Bélgica, Alemania, Italia, España, Portugal, Grecia, Dinamarca, Noruega, etc. son algunos de los países donde EE.UU. aplicó el terror para alcanzar sus objetivos geopolíticos y económicos. Algunos especialistas como el historiador suizo Daniele Ganser* han escrito detalladamente sobre este tema. Jamás hemos escuchado por parte de los gobiernos y medios de comunicación occidentales ni sola una palabra de condena por estos actos terroristas cometidos en Europa. Tampoco la izquierda parlamentaria europea parece haberse enterado. En el caso de la izquierda española éstos se unen al “consenso político” en torno a la “lucha contra el terrorismo”, lo cual les inhabilita para realizar cualquier crítica al imperialismo occidental. El miedo a salirse de la narrativa oficial – salvo pequeñas críticas que no van a la raíz del problema – les convierte en cómplices por omisión de los patrocinadores del terrorismo internacional.

¿Pueden pasar explosivos por tres controles sucesivos sin
ninguna complicidad de los servicios de vigilancia?

Volviendo a los terroristas de Bruselas, ¿cómo es posible que unos individuos con este pasado, y que están bien identificados por los servicios secretos europeos, campen a sus anchas por Europa y por el mundo sin que las autoridades pertinentes se pregunten qué es lo que traman estos reconocidos terroristas? ¿estamos ante un caso de incompetencia o de complicidad?

En cualquiera de los dos casos la respuesta dada por los gobiernos imperialistas europeos es precisamente la contraria que deberían dar:

– Con su discurso promueven más islamofobia al presentar la “lucha contra el terrorismo” como una guerra global entre Occidente y el Islam, eludiendo así su propia responsabilidad y extendiéndola a todo el “mundo islámico” (en Madrid la extrema derecha atacó con bengalas una mezquita al grito de “Hoy Bruselas, mañana Madrid”); en realidad los datos señalan que el 87% de los atentados yihadistas se han producido en países de mayoría musulmana; casi 9 de cada diez víctimas también era musulmanas.

– Más represión policial y judicial y más recortes de libertades dentro de Europa.

Lo de Bruselas anteayer lo viven en Siria a diario.  Patrocina-
do, además, por la U.E. , E.E.U.U. y sus aliados.

– Y más militarización y más guerras imperialistas en Oriente Medio y norte de África. Algunos “halcones” neoliberales, analistas a sueldo y think tanks de las grandes corporaciones ya están pidiendo a gritos de nuevo una intervención directa de la OTAN en Siria (y de paso en Libia) ahora que sus “rebeldes moderados” han perdido la guerra frente a Damasco y sus aliados, y que la Rusia de Putin les ha ganado sobre el terreno y ha dejado al descubierto la hipocresía de USA/OTAN en Oriente Medio.

Para evitar las consecuencias, se multiplican las causas. Esta es la lógica que se impone en la UE. Para evitar la huida de refugiados a Europa, se provocan más guerras, más destrucción y más muertes en sus países de origen. Para “luchar contra el terrorismo”, se incrementa el apoyo a estos mismos terroristas en Oriente Medio. Toda este cinismo y doble rasero demuestran una vez más, que más allá de las palabras, las fotos y la propaganda mediática, las verdaderas intenciones de las potencias occidentales no tienen nada que ver con el discurso oficial que nos presentan. Su verdadera agenda oculta se escribe en los despachos de las grandes corporaciones occidentales, y los gobiernos imperialistas de la OTAN (incluyendo a Israel y las dictaduras del CCG) la ejecutan cueste lo que cueste y caiga quien caiga en cualquier parte del mundo, incluido sus propios países.

El sueño de los que no se enteran de nada.

Estos atentados en Bruselas, como los anteriores, no han hecho más que acelerar la implementación de esa agenda imperialista oculta, que por desgracia contará con el visto bueno de unas sociedades occidentales atormentadas por el miedo y manipuladas por la enorme desinformación que difunden los grandes medios corporativos, que ejercen como reproductores de la ideología que propaga el poder económico occidental.

Si queremos conocer quiénes son los responsables y promotores de la barbarie, una vez que analizamos y comprobamos cuáles son sus consecuencias, sólo cabe preguntarse entonces: ¿Cui Bono? ¿a quién benefician todos estos atentados y el incremento de la violencia en el mundo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s