NASA Y CÍA VERDADERAS VÍBORAS DEL TERRORISMO MUNDIAL.-

NASA Y CÍA VERDADERAS VÍBORAS DEL TERRORISMO MUNDIAL.-

¿SON CORRECTAS LAS PRUEBAS ATOMICAS EN EL ESPACIO?
Maestro Ray Sol.

Los intentos de pruebas espaciales, atómicas y nucleares no son correctos en forma alguna ni se permite la utilización de energía destructiva en el Espacio, donde reinan la armonía, el orden. Las naves del comando intergaláctico, siempre vigilantes, entran en acción al instante para anular esos propósitos y, por medio de la Ley de Retribución, la energía negativa destinada a actuar fuera de la atmósfera es devuelta a su origen. Tal sucedió con el Transbordador Espacial Challenger en el año 1986, poco después de ser lanzado desde el Cabo Cañaveral en Florida (Estados Unidos)
La NASA realizó ese proyecto con anticipación, porque deseaba sentar las bases para experimentar con bombas atómicas muy potentes, en el Espacio y observar la reacción en cadena que esto producía. Hasta entonces, tan perjudiciales pruebas habían sido realizadas en los desiertos de Arizona y Nuevo México produciendo una gran contaminación ambiental no sólo en ese lugar sino en todo el Planeta. Muchas personas que por allí vivían se enfermaban de cáncer, se manifestaron deformaciones corporales en niños, lo cual la NASA mantuvo en secreto no permitiendo la intervención de la prensa ni que nada divulgaran los medios de comunicación.
Por tal razón, se planificaron las pruebas espaciales, para evitar los daños ocasionados en el planeta por la contaminación radiactiva, ya que pensaban que el Espacio podía ser un buen campo de acción para tales propósitos; pero sacar la contaminación de la Tierra para llevarla al Espacio causaría mucho más daño porque las ondas expansivas pueden afectar a otros planetas gravemente, lo cual no está permitido por la Confraternidad de Mundos Superados. Sólo la destrucción y la guerra pueden perturbar dentro de los mundos donde han sido generadas; pero no se permite nada más.
La NASA quería colocar una base espacial entre la Tierra y la Luna, lanzar proyectiles y misiles que fueran directamente a este satélite para observar la reacción en cadena que esto producía; pero la nave Challenger explotó al poco tiempo de ser lanzada no por castigo alguno sino que, por Ley de Causa y Efecto, todo se les devolvió al instante, ya que el proyecto planificado era muy dañino.
Por haber un disfraz solapado, se hizo creer a la gente, por medio de la prensa, radio y televisión, que los tripulantes eran científicos comunes que iban a experimentar fuera de la estratósfera sembrando Cultivos Hidropónicos lo cual, además de muy moderno, interesante y avanzado, parecía de los más inofensivo; pero esos científicos, eminentes profesionales de distintos países (alemanes, asiáticos y americanos) no tenían nada de comunes. Incluso la maestra, al parecer tan sencilla, era una experta en el área de pruebas atómicas, superdotada desde niña. Por imagen externa, trabajaba como si fuera maestra de verdad en una institución escolar; pero su verdadera actividad estaba en la NASA. Ella y los tripulantes, igual que sucede en las películas de espionaje, llevaban doble vida entre un trabajo común y otro ultrasecreto. Todos tenían casa, familia, una común ocupación para aparentar ser personas corrientes y pasar desapercibidas.

"NASA Y CÍA VERDADERAS VÍBORAS DEL TERRORISMO MUNDIAL.-

¿SON CORRECTAS LAS PRUEBAS ATOMICAS EN EL ESPACIO?
Maestro Ray Sol.

Los intentos de pruebas espaciales, atómicas y nucleares no son correctos en forma alguna ni se permite la utilización de energía destructiva en el Espacio, donde reinan la armonía, el orden. Las naves del comando intergaláctico, siempre vigilantes, entran en acción al instante para anular esos propósitos y, por medio de la Ley de Retribución, la energía negativa destinada a actuar fuera de la atmósfera es devuelta a su origen. Tal sucedió con el Transbordador Espacial Challenger en el año 1986, poco después de ser lanzado desde el Cabo Cañaveral en Florida (Estados Unidos)
La NASA realizó ese proyecto con anticipación, porque deseaba sentar las bases para experimentar con bombas atómicas muy potentes, en el Espacio y observar la reacción en cadena que esto producía. Hasta entonces, tan perjudiciales pruebas habían sido realizadas en los desiertos de Arizona y Nuevo México produciendo una gran contaminación ambiental no sólo en ese lugar sino en todo el Planeta. Muchas personas que por allí vivían se enfermaban de cáncer, se manifestaron deformaciones corporales en niños, lo cual la NASA mantuvo en secreto no permitiendo la intervención de la prensa ni que nada divulgaran los medios de comunicación.
Por tal razón, se planificaron las pruebas espaciales, para evitar los daños ocasionados en el planeta por la contaminación radiactiva, ya que pensaban que el Espacio podía ser un buen campo de acción para tales propósitos; pero sacar la contaminación de la Tierra para llevarla al Espacio causaría mucho más daño porque las ondas expansivas pueden afectar a otros planetas gravemente, lo cual no está permitido por la Confraternidad de Mundos Superados. Sólo la destrucción y la guerra pueden perturbar dentro de los mundos donde han sido generadas; pero no se permite nada más.
La NASA quería colocar una base espacial entre la Tierra y la Luna, lanzar proyectiles y misiles que fueran directamente a este satélite para observar la reacción en cadena que esto producía; pero la nave Challenger explotó al poco tiempo de ser lanzada no por castigo alguno sino que, por Ley de Causa y Efecto, todo se les devolvió al instante, ya que el proyecto planificado era muy dañino.
Por haber un disfraz solapado, se hizo creer a la gente, por medio de la prensa, radio y televisión, que los tripulantes eran científicos comunes que iban a experimentar fuera de la estratósfera sembrando Cultivos Hidropónicos lo cual, además de muy moderno, interesante y avanzado, parecía de los más inofensivo; pero esos científicos, eminentes profesionales de distintos países (alemanes, asiáticos y americanos) no tenían nada de comunes. Incluso la maestra, al parecer tan sencilla, era una experta en el área de pruebas atómicas, superdotada desde niña. Por imagen externa, trabajaba como si fuera maestra de verdad en una institución escolar; pero su verdadera actividad estaba en la NASA. Ella y los tripulantes, igual que sucede en las películas de espionaje, llevaban doble vida entre un trabajo común y otro ultrasecreto. Todos tenían casa, familia, una común ocupación para aparentar ser personas corrientes y pasar desapercibidas."
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s